m

kim Simonsson

En Arco, enorme y laberíntica, repetí muchas salas y otras ni las ví, para mi pasar un día allí fue suficiente como para coger una congestión de arte y dejar para el día siguiente la visita, que recomiendo, a la nueva Fundación Caixa Forum en Madrid. Así que, por ello, mi visión es sólo parcial y muy subjetiva. Como siempre hay de todo, obra que nos gusta, otra que no y otra que yo ni entiendo, pero en general lo disfruté más de lo que esperaba. Me quedo con la obra de aquellos artistas que me gustaron y con otros, que al conocerlos, me pareció que su obra en ese recinto perdía intensidad, así es el caso de la artista brasileña Rosángela Rennó, o del belga Jan Fabre presente en varias galerías pero sin la fuerza, que bajo una unidad cobra en sus exposiciones.
La obra de Katinka Lampe a manos de la Galería Ronmandos, Amsterdam, quien cuenta con un buen elenco de artistas. Las delicadas piezas realizadas en cobre y obra en papel, del brasileño Hilal Sami Hilal, decsendiente de sirios. La pieza en suspensión del venezolano Milton Becerra. La pequeña y curiosa obra del uruguayo Ricardo Lanzarini. Me enamoraron las esculturas del finlandés Kim Simonsson, con un sutil trasfondo que me recuerda a mis dibujos infantiles de autor, así como otros artistas, el sudcoreano Duck hyun cho, ell cubano Jose Manuel Fors, Neil farber, etc.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

18 + catorce =