m

Se puede decir que estos son mis inicios, me encontraba en el tercer año de Bellas Artes, y lejos de pensar que me iba a dedicar ello, me centraba en todo lo que podía aprender. Por entonces, la idea la plasmaba simplemente con un lápiz sobre papel y sin color, una sencilla línea limpia que acontinuación se encajaría en el cuadro y a pintar.
33

El color lo trabajaba en función de los tres elegidos que predominarían en el cuadro y el resto surgiría en función a ellos. Este cuadro «El Café» fue el primero que daría comienzo a un pequeño camino basado en la línea y el color.
Por entonces estaba muy enganchada a la obra de Toulouse Lautrec (aunque no fue mi primer artista) y me centraba en recrear espacios públicos concurridos por las masas pero vacíos de gente.
33
El cuadro que da inicio a la entrada «El Cine», fue el colofón del año. Los cuadros de este año están realizados sobre madera, bueno, esto es mucho decir, sobre aglomerado (no había presupuesto para nada más) y una imprimación de cola de conejo, pero ahí siguen enteros y bien conservados asombrosamente. Después de muchos años, ya tiene un lugar en el piso de mi hermano y ¡Qué bien quedó!.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − uno =